2.855.770 resultados, 9.127.069 comentarios, 804.045 imágenes, 79.786 vídeos, 85.880 noticias

Setién y la nueva invocación del 'cruyffismo'

Hace 1 mes por Besoccer
|

El Barcelona no es un club más, así que su relevo en el banquillo no es otro en la lista, tiene efectos añadidos. La llegada de Quique Setién abre una nueva etapa en el Barcelona y traerá novedades. La más importante: la apuesta por el regreso al 'cruyffismo'.

¿Cuál es el Barcelona que se está horneando en la cocina de Setién? La pregunta, lógica, está en el aire. Los aficionados ya tuvieron su primera toma de contacto en el partido ante el Granada, pero el ideario del nuevo entrenador azulgrana necesita muchos más capítulos.

A priori, la apuesta por el cántabro es una elección que volverá a conectar al equipo azulgrana con la semilla holandesa de Johan Cruyff. El técnico cántabro es amante del fútbol de posesión, toque y vertical que durante muchos años ha sido el catecismo en el Camp Nou, y que se había visto interrumpido en cierto modo durante el mandato de Ernesto Valverde.

Estos nuevos bríos ya se pulsan en el entorno barcelonista. Quique Setién se considera un hijo de Cruyff. Y a pesar de que en su actual plantilla esa forma de entender el fútbol es más que conocida y que el entrenador demostró ese ADN en proyectos como el de Las Palmas o Betis, no es flor de un día.

Los automatismos deben ir creándose entrenamiento a entrenamiento, partido a partido. El Barcelona rompió un viejo récord de pases superando la cifra de mil en 90 minutos, al tiempo que acabó el choque del estreno con casi un 90% de posesión, unas cifras propias de la época de Cruyff o del, hasta el momento, su mejor discípulo: Johan Cruyff.

Quique Setién no fue un parche sin más (se le presentó un contrato hasta junio de 2022), sino una clara intención por volver a los tiempos en que el ADN del Barcelona era intocable.

Una decisión así supone un efecto inmediato en el propio entorno, pero también en el de los rivales. En el Real Madrid, firme rival por el título liguero, también se ha generado el debate sobre si Setién volverá a subir el listón o no. El termómetro de las casas de apuestas ya ha empezado a medir también ese asunto.

Las jornadas irán dictaminando si, más allá del efecto revulsivo que tiene cualquier cambio en el banquillo, el relevo en el Barcelona es capaz de traer esos tiempos de aroma holandés y cultura de La Masia.

Aunque en el estilo y las maneras podrían no quedarse los cambios. Setién ha llegado justo también cuando el Barcelona se encontró la desagradable noticia de la lesión de Luis Suárez, que tendrá muy complicado volver a jugar en Liga esta temporada 19-20.

Eso ha reabierto el deseo de que llegue algún jugador de altura como temporero, una decisión con la que el flamante entrenador azulgrana está de acuerdo. Y aunque en el recuerdo está el fracaso con Kevin-Prince Boateng el pasado curso, no es menos cierto que en otros mercados llegaron jugadores que cambiaron la historia.

Cabe recordar la última gran apuesta del Barcelona con otro técnico 'cruyffista' como Frank Rijkaard. El entrenador holandés, que honró la misma manera de entender el fútbol de Setién, dio en el clavo con Henrik Larsson, un tipo que a priori no casaba con el ADN 'culé' pero que ofreció goles y un gran rendimento. El Camp Nou siempre estuvo encantado con él.

Comenta esta Noticia

No hay comentarios

Uso de cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración. Aceptar