2.855.770 resultados, 9.127.069 comentarios, 804.045 imágenes, 79.786 vídeos, 85.880 noticias

¿Está el tenis español de capa caída?

No cabe duda de que el fútbol es el deporte por el que más se le conoce a España. No sólo es el deporte rey, seguido por la gran mayoría de españoles, sino que despierta admiración de seguidores de todo el mundo.

Hace 9 días por Besoccer
|

No obstante, durante las últimas décadas, España se ha puesto a la cabeza en numerosos deportes más allá del fútbol. Deportistas como Fernando Alonso, los hermanos Gasol, Carlos Sainz, Carolina Marín o Mireia Belmonte, han dominado sus respectivas disciplinas hasta el punto de convertirse en referentes universales.

Se podría decir que las olimpiadas de Barcelona 92 fueron todo un revulsivo para el deporte español. A finales de los 90 quedó demostrado que el éxito olímpico se trataba de algo más que un espejismo: se inauguraba la época de esplendor del deporte español. La década de los 2000 fue sin duda la década dorada. Nunca se había subido a más pódiums rodeados de laureles. España dominó el ciclismo, el baloncesto, la fórmula 1, el balonmano, la natación sincronizada, el motociclismo, el fútbol sala, el waterpolo o el hockey, alzándose con varios campeonatos del mundo.

Pero si hay un deporte del que sentirse realmente orgulloso ese es el tenis. Puede que el Mundial de fútbol de 2010 o la Eurocopa de 2008 hicieran más ruido, pero cabe destacar que los tenistas españoles han cosechado éxitos sin parar durante las tres últimas décadas. Quizás por eso le prestamos menos atención, porque ya estamos acostumbrados. No supone ninguna sorpresa escuchar que España ha vuelto a ganar una Copa Davis, la sorpresa sería escuchar lo contrario. Los tenistas españoles se han convertido en un valor seguro para las apuestas de tenis.

Es por ello por lo que sorprende la relativa sequía de títulos del tenis español en los últimos años. Relativa porque, siendo justos, los resultados no son tan malos, simplemente no son tan buenos como antes. La década de los 10 empezó bien, con un tenis hispano fortísimo. Más allá de las inmejorables hazañas de Nadal, también se recibían alegrías de otros tenistas como Juan Carlos Ferrero, Feliciano López, Fernando Verdasco o David Ferrer entre otros. Sin embargo, desde finales de década hasta ahora, se viene observando una preocupante tendencia a la baja en cuanto a obtención de títulos individuales.

Si bien es cierto que España sigue dominando la escena como selección nacional, también hay que reconocer que ahora mismo Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza son las dos únicas figuras que están salvando los papeles a un nivel destacado, y ni siquiera se puede decir que se encuentren en su mejor momento. Y es que el problema no reside en que los grandes del tenis español sigan ganando títulos, sino en que haya una cantera de tenistas preparados para recoger el relevo. Aunque hay pequeños rayos de esperanza como los buenos resultados de Parreño, lo cierto es que los españoles no han sumado ningún título al palmarés en los últimos 10 torneos del circuito masculino. 


De momento parece que van naciendo brotes verdes en jóvenes promesas como Carlos Alcaraz, Nicola Kuhn, Marina Bassols o Claudia de las Heras. Pero de momento, mientras vemos cómo su evolución se materializa en éxitos, la ?sequía? del tenis español puede que vaya para largo.

Comenta esta Noticia

No hay comentarios

Tags relacionados
Uso de cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración. Aceptar