726.472 resultados, 2.808.487 comentarios, 620.179 imágenes, 74.944 vídeos, 82.117 noticias
Terra Deportes

La leyenda del duende argentino.

MARTES, 25 DICIEMBRE 2012

Una historia de luces y sombras, de magia y trabajo sobre la corta existencia de un hombre de baja estatura pero dotado para codearse con gigantes.

pablo piatti
Imagen subida por: lauxi
Leída 1340 veces Publicado por unsko, Hace 1 año Detalle de votos
Compartir:

Erase una vez un ser que fue entregado al mundo un 31 de marzo del 1989 en tierras argentinas. Un niño dotado con pequeñas pero mágicas extremidades y con un don que años más tarde se manifestaría, empezó a forjar una leyenda desde el primer minuto de vida. Poco a poco fue paseando por los pastos sus prodigiosos mocasines y su envidiable desparpajo con el cuero a sus pies, con el esférico rebajado al poder autoritario de la velocidad y el gambeteo de un chaval que desde pequeño fue despuntando allá por donde pasó y que acabó en las inferiores de uno de los clubes más importantes del país, Estudiantes de la Plata.

Poco a poco fue escalando divisiones hasta que llegó la hora de su confirmación, años y años de aprendizaje se verían cuestionados en la primera prueba de fuego y a este duende con sangre de color tango le tocaría bailar con la más fea en su primera danza, pero él la convertiría en la reina de la noche. El ?Pincha? tuvo que visitar la cancha de Newell?s con Simeone en el banco y un ansia de ganar predominante. La cosa se le complicó a EL León ya que sus rivales se adelantarían primero por lo que tuvo que afilarse las garras para arañar la victoria. Sería José Luís Calderón quien asestara el primer zarpazo en los últimos minutos de la contienda para poner el empate en el marcador pero rebobinamos y destacamos algo que pudo pasar inadvertido, sobre el 35? de la segunda mitad, nos fijamos en la banda y se observa con dificultad un pequeñín al que el ?Cholo? había otorgado la confianza de saltar al verde y estrenarse en un escenario nada agradable. Volvemos y esperamos hasta los últimos instantes de una batalla en la que casi se daba por hecho el empate pero no, en la última ocasión Pavone centró el balón a un área infestada de Goliats que quedaron paralizados ante la magia, ante la brujería de un ser diferente a los demás que ascendió hasta las alturas para de un plumazo estrellar el balón en el fondo de las mallas y hacer saltar una euforia desaforada en los aficionados albirojos, Pablo Piatti se convirtió en un héroe, el ?Plumerito? pasó a la historia desplumando a Newell?s en los últimos segundos y dando unos tres puntos importantísimos a su equipo, no fue un debut cualquiera, ?El Petiso?, con tan sólo 17 años, soñaría despierto y haría fantasear a los ?Pincharratas? con el campeonato que después se embolsarían tras granar a Boca en un partido de desempate.

Durante el Clausura 2007 contó con mayor nombre de minutos y logró anotar un cúmulo de 4 tantos que ayudaron a Estudiantes a acabar el torneo dentro del podio, concretamente en el tercer peldaño. El Apertura 2007 y la Libertadores 2008 también traerían buenas noticias para El Pibito que se hizo con la titularidad y mantuvo sus cifras realizadoras en el campeonato argentino, pero a ?Pincha? no le fueron tan bien las cosas y quedó en la sexta casilla liguera y eliminado en octavos de la Champions sudamericana.

El fichaje más caro

Velocidad, cambio de ritmo, habilidad, visión de juego, efectividad en el uno contra uno, unas correctas estadísticas goleadoras junto a un futuro prometedor fueron las principales razones por las que el Almería decidiera hacer el mayor esfuerzo económico de su historia. Una clara apuesta por, según algunos, la mezcla perfecta entre Leo Messi y Agüero, un futbolista prodigioso que consiguió enternecer a la hinchada rojiblanca con su entrega, lucha y la forma en la que le daba un toque especial al ataque andaluz. La primera campaña le costó arrancar pero, pese a esto, fue el tercer máximo artillero de un conjunto almeriense que empezó bien la Liga pero que se desinfló a partir de la cuarta jornada y que tuvo que confiar en los servicios de un Hugo Sánchez que llevó al equipo a coquetear con la zona noble pero que se tuvo que conformar con la media, un logro eclipsado por el gran estreno en la 07/08 con Emery al mando del equipo pero muy importante para una escuadra que encadenaba su segunda temporada consecutiva en la élite.

La 2009/2010 sería la campaña en la que se notaría su mejoría. Un Almería con la ausencia marcada de Negredo entre sus filas afrontaría su tercera campaña seguida entre la flor y nata del balompié español y la UDA cuajaría una correcta campaña gracias, en parte, a las colaboraciones goleadoras y ofensivas de don Pablito Piatti que, junto a los demás componentes de la platilla, colaboraría en la consumación de la permanencia.

Su mejor cara como despedida

Ya iban por la cuarta temporada en Primera y Piatti, con una experiencia notable en la competición ya, se dedicó a hacer de las suyas y mostró su mejor juego, reavivó la magia, no se conformó con un tango banal y eligió el más pasional, uno de Gardel, para cerrar su velada por tierras andaluzas. El Duende se convirtió en titular indiscutible y respondió completando una campaña que haría salir de la cueva a los nostálgicos que relatarían con orgullo que aquel sí que era Pablito, el que despuntó en La Plata, el que rompió todas las estadísticas personales en aquella temporada en la que no todo pudo ser de color rosa ya que, a pesar de todo, el equipo que marcó su carrera y al que siempre estará agradecido no pudo conseguir la salvación y se marchó a la Segunda División.


La Copa del Rey Piatti

Con la UDA en Segunda se empezó a rumorear la salida de sus jugadores más codiciados, entre ellos se encontraba Piatti que, tras ser tentado por Atlético, Valencia?, acabó fichando por un conjunto ?Ché? que tuvo que vender a una de sus estrellas, Juan Mata, y vio en el argentino el jugador perfecto para convertirlo en la nueva daga de la banda izquierda valencianista. Su llegada y su pretemporada fueron las esperadas pero, una vez entrada la campaña, la pareja Jordi Alba-Mathieu y incluso Pablo Hernández jugando a banda cambiada estuvieron por encima en el once de un Unay Emery que no confió excesivamente en el argentino, pero Pablo siguió trabajando en la sombra y esperó su momento. Al año nuevo le pidió alegría y no tardaría en llegar ya que se la entregó el mismo mes de Enero, concretamente el 19 en un encuentro de Copa entre el Valencia y el Levante en el que sería el absoluto protagonista a base de goles y asistencias. Fue ?la inyección de moral que necesitaba? y, a partir de este momento, encadenó 3 titularidades consecutivas y 6 en las próximas 8 contiendas que pisó el césped y en las que destacó su gol al Barcelona.

Con el tiempo las suplencias ganaron y las sobras oscurecieron los destellos, Piatti no pudo completar las metamorfosis de estrella fugaz a astro y el verano llegó plagado de incertidumbre. La salida de Emery, la llegada de Pelegrino, la salida de Pablo y Jordi Alba y el fichaje de Guardado junto a Bernat como dos de los principales competentes por el puesto dieron la sensación de que poco cambiarían las cosas. La pretemporada le tornó a servir para demostrar su valía pero las desgracias volverían a frustrar a un duende sin suerte que se fracturó el brazo y se perdió el inicio de la campaña.

¿Luz verde con Valverde?

La marcha de su compatriota y el cambio en el banquillo ha beneficiado a el argentino que empieza a ser uno de las piezas importantes en los esquemas del nuevo técnico valencianista, por lo que tan sólo queda que lustre el polvo de sus botines y vuelva a deleitar a aquellos que un día vieron en él una futura estrella en el firmamento de la Galaxia Fútbol, dotes y ganas tiene de sobra, sólo quedará esperar la vuelta del mejor Pablito, del chiquitito que hizo cosas muy grandes y que tiene mucha vida por delante.

Comenta esta Noticia
Anónimo

No hay comentarios

Tags relacionados