973.225 resultados, 3.079.154 comentarios, 656.473 imágenes, 75.163 vídeos, 83.324 noticias
Terra Deportes

Lamsfús ataca de nuevo

El asistente que 'vio' la mano anuló la temporada pasada un gol legal a Ibra en Granada

Lamsfus
14

EL asistente número uno del colegiado José Antonio Teixeira se llama Francisco Lamsfús. Es cántabro como él y suele ser su acompañante más fiel. Fue el que protagonizó la jugada conflictiva de la tarde y el que avisó al árbitro de que había pena máxima en el balón despejado por Oier Sanjurjo desde el suelo. Por eso cuando Lamsfús dejó su posición y se marchó hacia al punto de penalti Teixeira casi ni dudó. Bueno, al principio sí que pareció que el mayor de los Teixeira, -el menos bueno de la saga, siendo muy generosos- se lo pensaba, pero enseguida señaló con su mano hacia el punto de penalti dando por bueno la percepción de su asistente. El atraco se había perpetrado y dos puntos volaron de la cartera rojilla, como sucedió el año pasado en el partido liguero en Granada.

Lo sorprendente de ayer es que Lamsfús -para poder identificarlo basta con ver al asistente que presentaba serios problemas de alopecia- vio lo que no pudo ver. Es entendible que se puedan equivocar a veces o que tengan errores de apreciación normales en jugadas rápidas, pero que se inventen las jugadas y vean lo que no existe causa perplejidad y sobre todo, mucha preocupación. Ya estuvo muy cerca de liarla su compañero al finalizar el primer tiempo, cuando ignoró un fuera de juego clarísimo, permitiendo al delantero del Getafe Álvaro plantarse solo delante de Andrés Fernández. No fue gol porque el portero aguantó el tiempo suficiente para que llegaran los dos centrales y el delantero no pudiera rematar a gol.

Pero faltaba el número uno, Lamsfús, que no es la primera vez que se mete en el camino de Osasuna y le hace caer. La temporada pasada tuvo otra actuación lamentable en la visita de los rojillos al campo de Los Cármenes de Granada. De nuevo a las órdenes de Teixeira, el partido iba empate a uno cuando en una jugada de ataque de Osasuna, Francisco Lamsfús levantó el banderín sancionando la posición que ocupaba Ibrahima. El problema fue que el delantero senegalés de Osasuna se encontraba en posición legal, que su disparo acabó en la portería del equipo rival y que en ese momento se cumplía el tiempo reglamentario, por lo que los tres puntos habrían venido a Pamplona de no ser por el colegiado y su inseparable asistente, siempre preparados para el error.

Habría que ser un mal pensado para imaginar una intención premeditada del asistente y de su jefe contra Osasuna, pero no harían mal Lamsfús y Teixeira en serenarse un poco cuando tenga que volver a verse las caras con los rojillos. Lo que no deja lugar a dudas con su actuación es que se trata de un asistente malo, incapaz de hacer bien su labor, y de un árbitro sin personalidad.

Comenta esta Noticia
Anónimo
6 Comentarios + 3 respuestas
Tags relacionados