864.102 resultados, 2.931.708 comentarios, 638.840 imágenes, 74.992 vídeos, 82.892 noticias
Terra Deportes

Cincuenta años en el aire, cincuenta años de Air Jordan

- Michael Jordan forjó su carrera en el talento, el trabajo y el carácter ganador - El mejor jugador de la historia del baloncesto alcanza el medio siglo en plena forma y entre los rumores de su posible regreso a las canchas

17

- Un entrenamiento cualquiera, Michael Jordan coge un balón y reta a uno de los jugadores del equipo a un 'uno contra uno'. Bota tranquilamente hasta el poste bajo, con el defensor a su espalda, entre él y la canasta. En una décima de segundo realiza su infalible 'fadeaway' -un tiro en suspensión girando hacia atrás-, el que le ha acompañado durante toda su carrera. La pelota entra limpiamente por el aro sin que el rival pueda siquiera intentar taponar el lanzamiento. La escena podía haber tenido lugar en alguna sesión de los Bulls de los 90 o en los Wizards de 2002... O ayer mismo, en el campo de prácticas de los Charlotte Bobcats.

- 'His Royal Airness' mantiene el tremendo instinto competitivo que le llevó a convertirse en el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Ha perdido la capacidad de levitar en el aire mientras el resto caía a plomo sobre el parqué, pero sigue tentando a los pupilos de Mike Dunlap en Charlotte, la franquicia de la que es copropietario, al atractivo desafío de ganar al más grande en un cara a cara. Aunque Jordan cuente ya con una trayectoria vital en la que la mayoría arriesga su físico con un simple salto vertical, es fácil encontrar en las redes sociales muestras de cómo continúa batiendo a jugadores a los que dobla en edad.

- Este domingo, 17 de febrero, cumplirá 50 años en plena forma y con el runrún de su vuelta sonando en los oídos de aficionados y periodistas. Se rumorea que se ha estado preparando intensamente durante los últimos meses para regresar, pero las condiciones (una de ellas es que no puede jugar en un equipo del que es propietario) hacen que sea muy complicado. De suceder, se convertiría en el jugador más viejo en disputar un partido en la historia de la NBA, superando los 45 años y 363 días de Nat Hickey, con los Providence Steamrollers, en la temporada 1947-48. Sería un hito más para el jugador más mediático del mundo, capaz de seguir vendiendo sus zapatillas -las míticas 'Air Jordan'- un cuarto de siglo después de que apareciera la primera versión (1985).



- Trabajo, talento y carácter

Nacido en Nueva York, su carrera se ha apoyado en tres pilares básicos: el talento, el trabajo y el carácter ganador. Cuando en su etapa colegial fue apartado del equipo por no dar la talla física, se concentró en desarrollar una filosofía del esfuerzo que el mítico Dean Smith le ayudó a llevar al extremo más absoluto en la prestigiosa universidad de North Carolina.

Dos de los axiomas que Michael Jordan ha cumplido a rajatabla durante toda su vida resumen su teoría del éxito: «El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos» y «Puedo aceptar fallar, pero no puedo aceptar el no intentarlo».

Incluso el paso fracasado por el béisbol en los Chicago White Sox tras su primera retirada le hizo volver más fuerte a la NBA, repetir el 'three-peat' (tres títulos consecutivos) y llevar a los Bulls al mejor récord de victorias y derrotas (72-10) de la historia de la fase regular.



- Sombras

Pero a la figura de la estrella de los Bulls también se oscurece con algunas sombras. Como jugador, solo se le puede achacar que en su segunda vuelta no alcanzara el objetivo de los 'playoffs' con Washington y su gusto por el 'trash talking' (lenguaje basura) para desquiciar definitivamente al rival. Poco lastre para alguien que ha sumado seis anillos de campeón, dos oros olímpicos -uno ante España en Los Ángeles y el otro como líder del 'Dream Team' original en Barcelona'92-, cinco MVP de la NBA y catorce 'All Star'.

- Menos exitosa ha sido su carrera como ejecutivo. Jordan persigue el éxito al frente de una franquicia. Su etapa como presidente de operaciones de los Wizards será recordada por la ruinosa elección de Kwame Brown como número uno del 'draft' de 2001, por delante de jóvenes del talento de Tyson Chandler, Pau Gasol, Zach Randolph o Tony Parker.

- Tampoco ha conseguido que sus Bobcats alcancen el nivel de otras jóvenes plantillas, como la de Oklahoma City Thunder, y mira el título desde la distancia.

- Pero se le puede perdonar todo por los recuerdos que ha dejado después de toda una vida suspendido en el aire.

Comenta esta Noticia
Anónimo